lunes, 2 de mayo de 2016

¡La pasta para Panamá, para Panamá na má!



¡LA PASTA PARA PANAMÁ, PARA PANAMÁ NA MÁ!

La pasta pa Panamá,
allá la pasta s'agranda,
allá la pasta va a más..
La pasta para la casta,
¡pa la casta nada más!

Panamá, para mamá,
para papá, paparapa,
para la banca malvada
la pasta, la pasta gansa...
¡Nada, nada habrá jamás
para las almas calladas,
maltratadas! ¡A mangar!,
tal clama la casta baja,
amarga, tan atrapada
a la más baja maldad
para jamás avanzar...
¡Jamás habrá paz, jamás!,
¡amar la pasta la mata!

¡La pasta manga la casta!
¿Para papas? ¿Para pan?
¡La pasta pa Panamá!
¡La pasta para las balas!
¡Para las almas más malas!
¡Para la banda fatal,
fantasma, facha, falaz!
¡Pasta pa agrandar la farsa!
¡Pasta para fracasar!
¡Para pagar las granadas!
¿Granadas para manyar?
¡Granadas para matar!
¡Para matar a las almas
más mansas! ¡Pasta malvada!
¡La pasta pa Panamá!
¡Para nada más la pasta!
¡Para la casta haragana,
vana, atascada, fatal!

Mas la llama, la llamada,
las almas abrazarán
para alzar cada mañana
palabras para la paz...
Para Panamá, La Habana,
Canadá, La Mancha, Parma,
Caracas, Grandas, Granada,
Alaska, Madagascar,
Java, Praga, Ghana, Chad,
a las playas catalanas,
a Bagdad, Madrás, La Paz...
¡Ah la paz, la paz la alcanzas
al acabar la maldad!...
¡Al amar!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada